Recientemente tuve la oportunidad de cambiar mis escenarios árticos por las calurosas calles filipinas, en un viaje que duraría no más de 15 días. Continue reading