Si alguien alguna vez de mi vida me hubiese dicho que iba a acabar un Noviembre buceando en las cristalinas aguas de Filipinas, quizás no le hubiese. Continue reading