5 actividades alternativas para conocer Timișoara

Timișoara fue una ciudad donde tuve la oportunidad de vivir durante 6 largos e increíbles meses. Durante el tiempo que viví allí, me relacioné con grandes personas que me mostraron otras formas de vivir y descubrir la cultura rumana de ese distrito.
Hay muchas formas de conocer una ciudad nueva, y la más común de ellas es la de acercarse a una oficina de turismo y preguntar por las distintas atracciones principales de la ciudad. Por cierto, la oficina de Turismo de Timișoara se encuentra aquí:

Pero si os animáis a hacer algo distinto, aquí van una serie de recomendaciones:

 

    1. Conocer la ciudad sobre una bici

Vivir Timișoara sobre dos ruedas es una magnífica opción más que recomendable. No hay muchas empresas en esta zona que alquilen bicis, pero si os atrevéis podéis probar con tBike.
Podéis reservar a través de teléfono (072-42-82453), su email (office@tbike.ro), o incluso a través de su Facebook.

Su página web es: http://www.tbike.ro/

 

    2. Probar la Ţuică y el Sarmale

Si eres de esas personas a las que le gusta descubrir un país a través del gusto y los olores, sin duda tienes que probar esto. La Ţuică es una bebida espirituosa muy común en la tierras balcánicas y en prácticamente toda Europa del Este. Es conocida también con otros nombres como Rakjia (en Bosnia) o Slivovitz (en Eslovaquia). Básicamente es una bebida alcohólica destilada a partir de la ciruela. Sin embargo, en Rumanía podemos encontrar distintas variaciones de Ţuică dependiendo del nivel de destilación. Por ejemplo, tomaremos pălincă si se trata de una doble destilación, convirtiendo nuestro trago en mucho más fuerte. ¡Cuidado! La graduación de esta bebida varía desde los 20º a los 60º.

 

Por otro lado, el Sarmale fue uno de mis grandes descubrimientos. Se trata de una comida típica rumana, tradicionalmente se cocina para Navidad. Y es tan simple como carne envuelta en hojas de col o incluso de vid.
Se suele acompañar en los distintos restaurantes con mămăliga, un puré de sémola con un valor nutritivo muy muy bajo. Es normalmente servido con nata agria (mămăliga şi smântână).

 

    3. Vive el Día Nacional de Rumanía

El 1 de diciembre de 1918 se recuerda en todos los hogares rumanos como el día en el que Rumana y Transilvania finalmente se unieron mediante la firma de un tratado en la ciudad rumana de Alba Iulia. Desde entonces, todos los 1 de diciembre se monta una gran fiesta en cada rincón del país, que suele ir acompañada de vino caliente y de ingentes cantidades de fuegos artificiales, mercados tradicionales, pasacalles, conciertos, etc.

A mi me tocó vivir este impresionante momento cuando regresaba desde Cluj Napoca hacia Timisoara mediante auto-stop, y tuve la suerte de ser recogido por una familia rumana que me llevó hasta Alba Iulia para mostrarme desde dentro ese impresionante Día Nacional.timis

 

4. “Bohemízate” en el café Scârț

A las afueras de Timișoara, una vez cruzado el río Bega y muy cerca del Parque Carmen Sylva, existe una pequeña casa reformada que han convertido en un increíble café donde se realizan obras de teatro y otras actuaciones. En el interior podrás recostarte en distintas sillas o sofás, cada cual más extravagante que el anterior. Y en el exterior, durante los días de primavera y verano podrás disfrutar de tu bebida en un amplio jardín, en una hamaca o bajo una parra de la que puedes coger libremente las uvas.
¿Cómo llegar? Pincha aquí

timis2

    5. Descubre la Revolución de 1989

La Revoluția română din 1989 fue y será uno de los momentos históricos más importantes de la historia rumana. Desde 1967 hasta 1989 Nicolae Ceaușescu gobernó Rumanía bajo un régimen represivo y brutal que marcó profundamente a la población rumana. Sin embargo el 16 de diciembre de 1989 comenzaron las protestas que derrocarían al dictador en esta ciudad, originadas como respuesta al intento del gobierno socialista de desahucio del pastor luterano Lászlo Tokés y su esposa embarazada debido a unas acusaciones contra el gobierno. Seguidamente se reprodujeron las mismas revueltas en distintas ciudades rumanas, culminando con la ejecución del mismo y de su mujer retransmitida en los medios de comunicación.

En la ciudad podemos encontrar también una exhibición permanente sobre esta revolución. Se encuentra en la calle Str Popa Sapcă 3-5, cerca de la Piața Uniri (haz click aquí para localizarla) y abre de lunes a viernes de 8h a 16h, y sábados de 9h a 13h.

¿Precio? El acceso es mediante una donación. Podéis indagar un poco más sobre esta actividad en su web:www.memorialulrevolutiei.ro

¡Comparte este post!Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInEmail this to someonePin on PinterestShare on Tumblr

About the author

Travel writer freelance. Blogger en conunpardebotas.com. Backpacker hasta la médula. Entusiasta de la creatividad, el diseño y, en general, de todo lo que signifique comunicar en positivo.

Posts relacionados

JOIN THE DISCUSSION