5 ruinas indispensables en el Ártico

No puedo evitar esa atracción que causa el ártico en mi, incluso en temas tan variopintos como el cultural. Bien es cierto que ni mucho menos encontramos solamente restos de la cultura vikinga en el Ártico, sino también de otras culturas como la Dorset, la cultura Inuit o la Yupik. Sin embargo, este post irá acerca de los restos que nos dejaron como legado el pueblo de los grandes exploradores y conquistadores nórdicos en las distintas zonas europeas y americanas.

Brattahlíð (Qassiarsuk, Groenlandia): Al sur de Groenlandia, en un pequeño pueblo ganadero llamado Qassiarsuk, fue donde a finales del Siglo X Erik el Rojo decidió establecer su granja particular, a la que llamó Brattahlíð. Fue aquí donde se construyó la primera iglesia del Nuevo Mundo, una pequeña capilla al borde del fiordo que conectaba a la granja con el mar abierto. Aunque Erik se negó a convertirse al cristianismo a diferencia de su mujer y su hijo Leif, decidió levantar este pequeño santuario en honor a su esposa. Un lugar único para todos los amantes de la cultura de aquellos que poblaron las tierras más allá del círculo polar ártico.
Actualmente Qassiarsuk es un asentamiento inuit habitado por unas 50 personas, mayoritariamente granjeros.

IMG_0464
Þingvellir (Thingvellir, Islandia):
Aproximadamente a 40 km de Reykjavik encontramos un inmenso valle situado dirección al suroeste islandés, cercano a la península de Reykjanes y a la zona volcánica de Hengill.

Fue en el año 930 cuando se funda una de las instituciones parlamentarias más antiguas del mundo, el Alþingi, en mitad de las crestas y las fallas, donde se reunió durante siglos el Parlamento islandés. Fue aquí también donde se proclamó el cristianismo como religión oficial de Islandia. Se suele decir que a raíz de este acontecimiento la cascada Goðafoss recibió este nombre (Cascada de los dioses) debido a que Þorgeir arrojó todas las estatuas de las deidades nórdicas desde lo más alto de la misma.

10123944896_161549a57f_k

Birka y Hovgården (Isla de Björkö y Adelsö, Suecia): Birka (en la isla de Björkö) y Hovgården (en la isla de Adelsö) son uno de los ejemplos mejor conservados de los antiguos asentamientos del pueblo vikingo. Ambas islas se encuentran en el lago Mällaren y los asentamientos fueron fundados a finales del siglo VII y abandonados en el siglo X. Birka fue también la sede de la congregación cristiana más antigua de Suecia, fundada el año 831 por San Ansgar.

DSC_1954

Garðar (Igaliku, Groenlandia): También al sur de Groenlandia encontramos una pequeña población denominada Igaliku, a la mitad del fiordo Tunulliarfik. Navegamos hasta Itilleq, desde donde realizaremos a pie el Camino de los Reyes hasta Igaliku. Es en esta población de no más de 60 habitantes donde se encuentran las ruinas del arzobispado de Gardar, la capital religiosa de los vikingos. En las sagas (donde se recoge la historia del pueblo Vikingo) se cuenta que Sokki Thorisson, un rico agricultor de la zona Brattahlid lanzó la idea de un obispo separado para Groenlandia en el siglo 12, cuando ya la mayoría del pueblo vikingo se había convertido al cristianismo. Consiguió la aprobación del rey noruego y fue en 1126 cuando se comenzó con la construcción de la catedral en Garðar dedicada a San Nicolás, patrón de los marineros.

1-2

IMG_1936

L’Anse aux Meadows (Newfoundland, Canada): Aunque popularmente decimos que fue Cristobal Colón el primer europeo en llegar al continente americano, ya a día de hoy podemos afirmar que fueron los propios vikingos muchos siglos antes. Una de las claves básicas para esta afirmación se encuentra en la isla de Terranova donde en el año 1960 se encontraron unas extrañas elevaciones que resultaron ser antiguas casas, forja y almacenes vikingos pertenecientes a una aldea allí establecida. Al igual que la hazaña de Erik el Rojo cuando descubrió Groenlandia, su hijo Leif Eriksson, siguió los pasos de su padre. El clima groenlandés era bien crudo, por lo que los vikingos inspirados por historias y relatos de una tierra más allá de lo descubierto, emprendieron una búsqueda de un nuevo hogar, llegando a Vinland (Newfoundland) y creando un asentamiento. Sin embargo, este lugar fue abandonado a los pocos años de su construcción.

7723320176_aaa7041727_k

¡Comparte este post!Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInEmail this to someonePin on PinterestShare on Tumblr

About the author

Travel writer freelance. Blogger en conunpardebotas.com. Backpacker hasta la médula. Entusiasta de la creatividad, el diseño y, en general, de todo lo que signifique comunicar en positivo.

Posts relacionados

JOIN THE DISCUSSION

Comments

  • Raúl 23/02/2015 at 15:21

    La verdad es que en estos países esperas paisajes espectaculares pero no historia, muy curioso el artículo, de momento sólo he visitado el PN de Thingvellir en Islandia, impresionante. Saludos viajeros.

    Reply
  • Cómete el Mundo 23/02/2015 at 15:52

    Muy, muy interesante! Los Vikingos son una cultura que se estudia poco todo y ser muy interesantes. Yo añadiría la Gamla Stan de Uppsala en Suecia. Unos montículos funerarios muy curiosos.

    Un saludo,

    Reply
  • Jordi (milviatges) 23/02/2015 at 16:06

    Ruinas en el ártico? Había pensado que era un error, pero no! Interesante post y con preciosas fotos, que 5 lugares que desconozco, aunque a Islandia me acercaré este verano!

    Reply
  • VIDEOdiccionario VIAJERO de PALABRAS FAVORITAS (2) – Un viaje creativo 11/04/2016 at 09:31

    […] Villalba, de Viajando por ahí; -Antonio Gé, de Inteligencia Viajera, -Alberto Ojembarrena, de Con un par de botas; -Lucía Sánchez, de Algo que recordar y -Letizia Cassetta de Mochileando por el […]

    Reply