Cómo elegir tu kayak para una aventura

La primera vez que me decidí a subir a un kayak tenía por detrás un pequeño background, una intensa lectura del libro “El Kayak de Mar” (Javier Knörr), un fantástico libro que tuve la oportunidad de leer durante mi periplo por Groenlandia. Comprendí entonces que no todo eran los kayaks que descendían los mansos ríos de la península o los kayak de aquellos locos que salían en los espectaculares y frenéticos vídeos de Red Bull. Cada kayak tenía sus características según el entorno donde va a ser empleado.

Pero primero…¿cuál es la diferencia entre un kayak y una canoa?

El kayak

El kayak es la embarcación que utilizaban los cazadores inuit. Embarcaciones cerradas y hechas de piel de foca, impermeables y a medida de cada cazador. En este tipo de embarcación, vamos sentados en el propio fondo del kayak, con las piernas estiradas y utilizando para impulsarnos una pala con dos hojas, una en cada extremo.

La canoa

En este caso hablamos de una embarcación abierta (por lo que las olas pueden entrar en el interior), en la que vamos arrodillados o sentados, y empleando para el impulso una pala de una sola hoja. A diferencia del kayak, solo vale para aguas tranquilas…¿te suena? seguramente hayas visto las canoas en las películas de indios y vaqueros de cuando eras pequeño.

Entonces…¿significa que el kayak es mejor opción para emprender una aventura?
Por supuesto que no, todo depende del tipo de trayecto que vayas a realizar, las condiciones climáticas y el entorno. En mi caso, al moverme casi siempre por lugares como Islandia o Groenlandia, he optado por la utilización del kayak de mar, o si no queda otro remedio, del kayak de río.

El kayak de mar

En mi caso es el que me ha proporcionado mayor seguridad durante largas travesías, y es el que empleé en mi paso por Groenlandia con el que recorrí aproximadamente 400 kilómetros entre fiordos, acantilados y casquetes de hielo. La maniobrabilidad que el kayak de mar nos permite, así como su larga y estrecha estructura para cortar las olas del mar y movernos más rápido, hacen de él un compañero ideal en los viajes de aventura. Así mismo suelo utilizar un kayak que incorpore varios compartimentos estancos donde poder almacenar desde el equipaje a la comida del viaje, junto con un pequeño compartimento estanco frente al kayakista donde llevar agua para hidratarnos e incluso el GPS o la cartografía de la zona.

¿Pero dónde encuentro un kayak a medida para que sea estanco y no entre el agua? No es necesario, los kayaks de mar modernos cuentan con un cubre-bañeras que permite que el kayak quede totalmente estanco en la abertura donde se introduce el kayakista.

El kayak de aguas bravas

En este caso nos encontramos con kayaks de tamaño medio donde la superficie es mínima. Permiten una gran maniobrabilidad gracias a su diseño, manteniendo el volumen tan importante para flotar en aguas turbulentas. Estos kayaks se utilizan para navegar ríos de aguas bravas que contienen rápidos de diferentes dificultades. Los kayaks pueden utilizarse en aguas tranquilas o aguas bravas de escasa dificultad, en caso de adentrarnos en rápidos más complicados es imprescindible controlar la maniobra de eskimotaje a la perfección. Son por ejemplo, los que utilizaron los amigos de Misión Groenlandia 2016, que este verano se embarcaron en una expedición para recorrer y documentar varios ríos salvajes del Oeste de Groenlandia a bordo de sus creek boats, kayaks con modalidad de descenso de ríos de gran desnivel y volumen, os comparto un vídeo de su aventura ¡espectacular!

¡Comparte este post!Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInEmail this to someonePin on PinterestShare on Tumblr

About the author

Travel writer freelance. Blogger en conunpardebotas.com. Backpacker hasta la médula. Entusiasta de la creatividad, el diseño y, en general, de todo lo que signifique comunicar en positivo.

Posts relacionados

JOIN THE DISCUSSION

Comments

  • Rafa Frias (Viajes con Humor) 31/10/2016 at 14:41

    Buen post Alberto, que luego siempre se tiende a confusión y a pensar que todo es lo mismo.

    Una duda existencial. ¿Se puede considerar que una piragua es un kayak, o se trataría de otro tipo de embarcación?

    Abrancios!

    Reply
    • Alberto 31/10/2016 at 21:45

      ¡Hola Rafa!

      Técnicamente la piragua se entiende como una embarcación para competir en pista. Sin embargo, en castellano el término piragua abarca todas las modalidades; es decir, tanto el kayak como la canoa.

      Reply