Glaciar Grey, una aproximación a los Campos de Hielo Sur

El autobús que nos había acercado hasta las Torres del Paine (Chile), nos lleva ahora hasta un pequeño apeadero desde el que sale un sendero a lo largo de un espeso bosque. Nos encontramos nada más y nada menos que en la zona occidental del Parque, la que ya forma parte del parte occidental de los Campos de Hielo Sur, la tercera extensión de hielos continentales más grande de todo el mundo. Cruzamos el caudaloso río Pingo a través de un puente colgante, que nos introduce en otro sendero que desemboca en una playa llena de icebergs con la estampa helada al fondo.

grey1
grey2
Una larga extensión de playa nos acerca cada vez más a las frías aguas del Lago Grey, donde a sus orillas llegan flotando algunos témpanos para asombro de los más curiosos, que los cogen y los lanzan de vuelta al agua. Témpanos del tamaño de un brazo y tonos azules que sorprenden a cualquiera que se acerque a ellos.
Recorremos durante un buen rato toda la playa, y observamos al fondo la imponente pared del glaciar, hasta la que se puede navegar en barco con una excursión contratada (cuyo precio asciende hasta los 30 000 pesos chilenos, aproximadamente unos 40€).
grey3

Nos avisan que más adelante hay un sendero que asciende por una pared hasta un pequeño mirador desde el cual podríamos ver con mejores vistas la lengua del glaciar. Comenzamos a subir por un camino de piedra y cuando llegamos al mirador, como buenos curiosos, nos saltamos la pequeña valla de madera, bajando un poco más para tomar fotografías y video.
Es en ese momento cuando un crujido retumba en toda la zona, seguidamente vemos una arista de hielo desprendiéndose de uno de los icebergs y como cúlmen de todo esto, comienza a hundirse y a girar sobre si mismo, dejando al la luz toda la parte inferior de un color azul eléctrico dado por la falta de oxígeno que tiene esta parte. “¡Graba, graba!” es todo lo que podemos gritar ante este increíble espectáculo.

grey4
grey7
grey5
grey6
“Nunca en mi vida había visto algo así, es muy difícil que ocurra” nos admite uno de los guardas del parque que llega tras el incidente.

Tras esta increíble experiencia, volvemos por el mismo camino aún con los pensamientos en el glaciar, dejando las Torres del Paine ya visibles con la niebla disipada, atrás.

 

Expedición 2013 – Glaciar Grey from Alberto Ojembarrena on Vimeo.

¡Comparte este post!Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInEmail this to someonePin on PinterestShare on Tumblr

About the author

Travel writer freelance. Blogger en conunpardebotas.com. Backpacker hasta la médula. Entusiasta de la creatividad, el diseño y, en general, de todo lo que signifique comunicar en positivo.

Posts relacionados

JOIN THE DISCUSSION